martes, 3 de junio de 2008

Noticias

¿Si supieron que acaban de descubrir una tribu en mitad de la selva amazónica que aparentemente nunca había tenido contacto con otro grupo humano o, como afirman algunos, que no conocían la "civilización"? Pues si no se enteraron qué pendejos porque estuvo en todos los periodicos y noticieros. Resulta que un helicóptero andaba sobrevolando la selva con, según esto, fines ecológicos (de seguro buscando un lugar chingón para plantar la coca) cuando un montón de hombres de colores comenzaron a tirarles flechas, piedras e insultos en su lengua primitiva constituida principalmente por gruñidos. Los batos del helicóptero solo alcanzaron a tomarles unas fotos y anotar las coordenadas para luego volver por tierra y ponerles en su madre a los nativos en venganza de las descalabradas y abolladuras pero sobre todo de las mentadas de madre.

Mas adelante, sin embargo, cuando un grupo de empresarios gringos de una transnacional se encaminó hasta dicha aldea con el fin de hacer negocios (sobre todo con el fin de violar a sus vírgenes y sodomizar a sus infantes) descubrieron que dicha tribu la constituían tres familias neoyorkinas que, traumadas por haber sufrido accidentes automovilísticos en el pasado, habían decidido alejarse de toda civilización y criar a sus hijos ignorantes de la modernidad y el pecado. Descubierto esto los morros de la tribu se rebelaron y les reclamaron a sus padres todas las noches que tuvieron que dormir bajo la lluvia temerosos de los jaguares y picados por los mosquitos y tábanos, y sobre todo por privarlos de la felicidad de tener un metroflog y un ipod. La "tribu" se desintegró inmediatamente.

1 comentario:

archivero dijo...

algo había pasado así hace unos años pero en África... pinches farsas.

Larga vida al iPod.