miércoles, 10 de diciembre de 2008

Metrosexual

¡ metro, metro, metrosexual!
Sí pendejos me metí a un gym, y no por los motivos que ustedes creen (Sé que esta pinche panza no se me quita ni a punta de chingazos). No es que me quiera poner mamado tipo acá Jorge Rivero en sus mejores tiempos. ¿No saben quién es Jorge Rivero? ¡Me lleva la verga! pues no que mucha alta cultura, pues. En fin, les decía. Por mi casa hay un gym, y diario pasan un chingo de morritas acá bien nalgonas en mayas y chorcitos y la verga. Entonces yo, que no soy tan pendejo como parezco, pues que me meto. A ver si agarro algo. aunque a las morras que van al gyn nomás les gustan los vatos mamados y yo pues, ni con asteroides o como se llamen esas mondas. Ahi luego les cuento. Luego les pongo el antes y el después de mi enmamadecimiento. Chilo. Cuídensen.

3 comentarios:

GayParade dijo...

hechale ganas mi cielo, la tropa te "saluda"

Kiss, kiss

Tre dijo...

Ja ja, pues dejame decirte que eres el tipo de hombres que odio cuando voy al gym, jaja hacen una o dos abdominales y tratan de sacar platica todo el día.
Como que no dejan entrenar en paz EDA??
Pero tu ponte mamado y veras que tu no necesitaras acercarte si no que iran todas a ti.
je je suerte!

el Rey Rata dijo...

Eso espero, morra. Ya me urge un poco del old in and out. Y simón, soy de esos. Mis disculpas en nombre del gremio pero no podemos evitarlo. La pinche desesperación culera.